04.05.21

Así son las viviendas de hoy en Cali

La vivienda de hoy en Cali

Si bien al momento de construir una vivienda prima en el gusto y las necesidades particulares del cliente, lo cierto es que, en los últimos años, al menos en la capital Vallecaucana, se imponen algunos conceptos a la hora edificar. Todo para procurar que los espacios sean cada vez más confortables para los residentes, que se ahorre agua y energía y, de paso, se proteja al medio ambiente.

Así, las principales tendencias en las construcciones contemporáneas, que tanto traen a propios y extranjeros son las siguientes.

Frescas y Ventiladas

La idea es que las viviendas se construyan bajo lo que se conoce como ventilación cruzada que busca que en los espacios exista al menos un lugar por donde entre el aire y otro en el lado opuesto por el que salga, de manera que permanezcan fresca. Para ello hay que tener claro cómo se comportan los vientos en el lugar donde se aceptará la residencia, es decir, por donde circulan y a qué horas, Indicó el arquitecto docente Iván Osuna Motta, quien es asesor de planeación municipal en una nueva norma de construcción sostenible para Cali.

En este sentido, lo ideal es evitar espacios de una sola ventana o que las mismas se encuentren únicamente sobre una pared.


Inteligentes

Gracias a los avances tecnológicos, las casas de hoy disponen de equipos conectados a aplicaciones en los celulares de los propietarios, que emiten alertas para prevenir situaciones que se pueden convertir en daños futuros. Así, por ejemplo, para saber si hay escape de agua en las tuberías, se instala un sensor de presión, que puede detectar si hay una fuga cuando la presión del agua no se mantiene constante y le reporta la situación al dueño de la casa. Igual sucede con conexiones que estén generando altos consumos de energía.

Estas herramientas hacen parte de lo que se denomina domótica, la cual ha propiciado un gran salto en el diseño de las residencias para que las familias accedan de forma sencilla a múltiples opciones, como abrirle la casa a alguien estando en otro país o simular presencia en el hogar prendiendo y apagando luces y equipos de sonido solo por mencionar algunas.


De bajo mantenimiento

Para disminuir el costo por sostenimiento que requieren algunas partes de la vivienda, hoy se recurre a estrategias como utilizar materiales que se consigan en el mercado local para evitar que, en caso de reparaciones futuras, haya que buscarlos en otras ciudades. Esta premisa aplica también para sistemas o tecnologías sofisticadas, para las cuales, ante un eventual daño, no sería fácil conseguir un experto.

Asimismo, se procura que el acabado haga parte del mismo material, tal como lo explica el profesor Osuna: “es decir, que si se pone un piso en piedra, baste con lavarlo y cepillarlo para que siga intacto, a diferencia de otros a los cuales hay que hacerle retoques de pintura y otros cuidados”.

Asimismo, es clave que el diseño de la construcción permita inspeccionar fácilmente las instalaciones eléctricas, hidráulicas y sanitarias, porque ante un daño no habrá necesidad de tumbar muros.


Con acabados industriales

Una tendencia fuerte radica en lucir las viviendas con el concreto a la vista. Éste acabado de color gris, tipo industrial, como se usa en las bodegas, está en auge en los espacios en estratos altos, sobre todo, en los pisos, los cuales quedan con la apariencia natural del cemento. Una de sus ventajas es que con el tiempo el propietario de la vivienda puede venir lo de rojo para darle un acabado más moderno a algunos espacios.

De igual forma, “Para imprimirle una apariencia rústica y con personalidad a los espacios, se juega con el diseño para dejar el acero a la vista, utilizándolo de forma estructural en vigas y columnas”, afirmó Nicolai Reyes Barney, director de la empresa Parámetro Arquitectura & Ingeniería.


Sismorresistentes

El objetivo al construir una vivienda es que sea tan segura que, ante un sismo leve, no sufra daños considerables; que si el movimiento telúrico es de nivel intermedio, al menos se pueda reparar; y que en caso que el evento sea de gran magnitud, la carga no se desplome. Así como se comporta una construcción sismorresistente.Para lograrlo, la clave está en hacerle muy buenos cimientos y cuidar que los muros y columnas tengan unas cantidades específicas de acero, según el ingeniero calculista Juan Raúl Solarte.

El gerente de la firma Solarte & Cia. también recomienda que la cubierta debe estar amarrada a los muros, para que durante el movimiento telúrico la estructura funcione como un solo elemento y pueda resistir las cargas que se presentan en muros, losas y columnas.


Sostenibles

Esta tendencia se refiere, principalmente, al bajo consumo de recursos como el agua y la energía. En consecuencia, implica el uso de griferías ahorradores y sanitarios con baja capacidad de descarga. Las viviendas contemplan también canales que se instalan en los techos, los cuales recogen el agua lluvia para utilizarla en actividades que no requieran que sea potable.

En consecuencia, implica el uso de griferías ahorradores y sanitarios con baja capacidad de descarga. Las viviendas contemplan también canales que se instalan en los techos, los cuales recogen el agua lluvia para utilizarla en actividades que no requieran que sea potable.

En términos de energía, los pechos de las viviendas cada día se tornan más azules, o sea, del color de los paneles solares, estructuras que toman la energía del sol y la convierten en electricidad para poner a funcionar cualquier equipo que normalmente opera con la energía convencional.

La capacidad del sistema fotovoltaico depende del número de paneles y de si cuenta o no con baterías para almacenar esta energía en las noches. Su auge radica en que, si bien la inversión inicial del sistema es bastante alta, en el largo plazo se recupera, a lo que se suma su bajo mantenimiento, su duración de alrededor de 25 años, así como sus beneficios medioambientales, pues en la generación de energía solar se emiten los nocivos gases de efecto invernadero, GEI, a la atmósfera.


Materiales de moda

El vidrio: una de sus ventajas radica en que va muy bien con el aluminio y el acero inoxidable, que también son tendencia, además de su alta resistencia. “El templado, por ejemplo, es mucho más resistente que el tradicional, porque ha pasado por un proceso térmico y químico que lo hace muy seguro para uso residencial. Es ideal para separar espacios, balcones, ventanales, divisiones y puertas de ducha, entre otros usos”, Afirmó Nicolai Reyes Barney, fundador de Parámetro Arquitectura & Ingeniería.

Acero: su versatilidad lo hace infaltable, pues se puede emplear en pasamanos, herrajes, divisiones de baño, puertas, ventanas y fachadas. “Las láminas en acero se pueden moldear y permiten hacer perforaciones en el láser para obtener figuras”, puntualizó el profesional.

Ecomateriales: su auge obedece a la marcada conciencia ambiental por parte de arquitectos y clientes debido a que estos materiales requieren menos agua para su elaboración y son fabricados a partir de escombros de construcción y residuos industriales. Entre ellos se destaca el ladrillo, los morteros de pega, el repello, el cemento y otros de alta resistencia.”


Fuente: https://www.metroxmetro.com/
Descargue el artículo completo aquí.

Compartir en mis redes
0
0
0

¿Desea cotizar su proyecto arquitectónico con nosotros?

Contáctenos en Cali para que podamos brindarle toda la información y hagamos su idea realidad.

X
Enviar Mensaje
X

Si prefiere, escríbanos a través del siguiente formulario.

Descubra + Tips y Consejos de Construcción

Háblenos por Whatsapp